La invención de Hugo Cabret, de Brian Selznick

Estándar

Hugo Cabret es huérfano. Vive escondido en la estación de tren de Montparnasse en París, intentando por todos los medios pasar inadvertido. Se encarga de mantener sus relojes en funcionamiento para que nadie se de cuenta de que su tío, que era el encargado de hacerlo, ha desaparecido y de que ahora vive solo. Su mayor temor es que lo manden a un hospicio y no poder terminar la reparación de un autómata que su padre había encontrado abandonado en el ático de un museo, tarea en la que empeña su tiempo libre y su gran habilidad mecánica, pues está convencido de que el autómata esconde un mensaje de su padre. Un día, en su afán de conseguir piezas para reparar el autómata Hugo es descubierto robando en un puesto de juguetes. El dueño le confiscará el cuaderno en el que su padre y él habían ido recopilando las notas sobre la reparación del autómata. A partir de ahí a Hugo no le quedará más remedio que intentar acercarse al dueño del puesto de juguetes y a la peculiar chica que lo ayuda para intentar recuperar el cuaderno. Para ello tendrá que aprender a confiar en otras personas, algo que le costará enormemente, pero que cambiará su vida para siempre y de manera sorprendente. Más de la mitad de las páginas del libro son ilustraciones y fotografías en blanco y negro que alternan con el texto y logran sumergir al lector en una historia entretenida que engancha y se lee de un tirón. El autor, Brian Selznick, es un conocido ilustrador de libros infantiles. The invention of Hugo Cabret: una buena novela recién llevada al cine por Martin Scorsese y que se estrena en Estados Unidos en noviembre

Puertas de fuego, de Steven Pressfield

Estándar

«Es el mejor libro que me he leído en mi vida. Dame más como éste». Eso me decía hace tres o cuatro años Juan Carlos, un alumno de 4º ESO. Y no había leído poco. Así que se lo he recomendado a mi amigo Pablo, a quien la encanta la Historia. Esta gran novela histórica narra la Batalla de las Termópilas, en la que un pequeño grupo de espartanos se enfrentan al poderoso ejército invasor del rey persa Jerjes. Contada desde el punto de vista de un soldado superviviente, refleja con fidelidad la vida en Esparta y la dureza de la guerra. Por cierto, a mi amigo Pablo le está encantando: se pone y no puede dejar de leer. Espero que la disfrutes.

Matar un ruiseñor, de Harper lee

Estándar

Scout y Jem son dos hermanos (chica y chico) que perdieron a su madre cuando tenían 2 y 8 años respectivamente. Desde entonces fueron educados por Atticus, su padre, abogado de prestigio. Viven en Maycomb (Alabama) en los años que siguieron a la Gran Depresión. Su vida transcurre alegremente entre jornadas de escuela y ratos de juego en el patio trasero de su casa. Pero un acontecimiento transformará totalmente sus vidas: su padre,abogado de prestigio,  ha asumido la defensa de un muchacho negro acusado de haber abusado de una chica blanca, y eso en Maycomb, dominada por prejuicios racistas, es imperdonable. En esta gran novela —To Kill a Hockingbird en el original—, que le sirvió a Harper Lee para ganar el Premio Pulitzer en 1960, la autora nos ofrece un ejemplo de integridad y valentía, mostrando con nitidez lo que significa educar y ser padre. Gregory Peck se enamoró de ella, compró los derechos y la llevó al cine, constituyendo todo un éxito y llevándose un Óscar.

Blanca como la nieve, roja como la sangre, de Alessandro D’Avenia

Estándar

Un adolescente, un instituto, un profesor distinto, una buena amistad, el primer amor… y el descubrimiento del dolor. Leo es un mal estudiante, pasota, buen deportista, que se siente incomprendido, culpa de todo a los demás y la toma de modo especial con sus profesores. Pero la llegada de un profe nuevo —“El Soñador”— y su amistad con una compañera de clase cambiarán su vida.  Si eres un adolescente, padre o madre de adolescentes, profesor, o tratas de algún modo con adolescentes no puedes dejar de leer este libro. Quizá, al terminar, los veas de otra manera y los comprendas mejor.

Juan Pablo II, el joven que llegó a Papa, de Miguel Álvarez

Estándar

El 16 de octubre de1978, aúltima hora de la tarde, la chimenea dela Capilla Sixtina, dejaba escapar una humareda blanca: Karol Wojtila, cardenal arzobispo de Cracovia, con sólo cincuenta y ocho años, una edad extremadamente joven para un papa, se convertía en Juan Pablo II. Era el primer Papa polaco; el primer Papa del Este; el Papa más joven de la historia. Un Papa cuyo pontificado ha removido a la Iglesia y ha cambiado el curso de la historia. Hoy, cuando acaba de ser beatificado, cristianos y no cristianos, hombres de bien de todo el mundo, le agradecemos su vida y su entrega. En este pequeño libro encontrarás su apasionante historia, la aquel muchacho polaco que a los veinte años se quedó huérfano de padre y madre, sin hermanos ni familia, en una Cracovia ocupada por los alemanes. Ese joven que trabajó en las canteras de la fábrica Solvay, siempre con un libro en el bolsillo que le permitiera estudiar en los descansos, que fue actor y escritor dramático y un día sintió la vocación del sacerdocio y comenzó a estudiar en el seminario clandestino de Cracovia… El resto de la historia, no te la cuento. Léela, y no te arrepentirás. Acabo con quizá las últimas palabras que dirigió a los jóvenes, a los que tanto cariño tuvo durante toda su vida. No podía hablar, pero escribió: “Os he buscado; ahora vosotros venís a mí. Os doy las gracias”.

Ana y la Sibila, de Antonio Sánchez-Escalonilla

Estándar

Ana y Mario tienen 14 años. Van a la misma clase, y no se soportan el uno al otro. Se encuentran en Roma en viaje de estudios. Mientras contempla el techo de la Capilla Sixtina, Ana recibe una llamada de socorro de la Sibila de Cumas, una misteriosa adivina de los tiempos antiguos condenada a envejecer durante mil años. Esa misma noche, la joven escapa del hotel y se interna entre las calles de la ciudad para emprende un rescate a través del tiempo, nada menos que hasta la Roma imperial. Mario sospecha algo y, a pesar de que Ana le parece un poco repelente, en el último momento decide no abandonarla y seguirla en su peligrosa aventura. Ana y la Sibila es una historia trepidante y sensible a la vez, donde la auténtica amistad se une a la curiosidad por los misterios del pasado.

La ladrona de libros, de Markus Zusak

Estándar

Markus Zusak es un joven autor que vive en Sydney, Australia. Hasta ahora, había ganado uno de los premios más prestigiosos que su país dedica a la literatura juvenil. Con La ladrona de libros (The Book Thief), ha alcanzado un éxito espectacular. En ella encontrarás un narrador: LA MUERTE. Un tiempo y un lugar: LA ALEMANIA NAZI. Unos protagonistas: Liese, la ladrona de libros; Rudy, su amigo del alma, que sueña con besarla algún día; Rosa y Hans, sus padres de acogida; y Max, el joven judío al que esconden en el sótano. Un comienzo desconcertante, un desarrollo estupendo, ritmo excelente, personajes que quedan en el recuerdo y un final espectacular que pone los pelos de punta. Un libro ideal, un pasatiempo delicioso, apto tanto para jóvenes como para mayores. Un libro sobre EL PODER DE LAS PALABRAS. Si aún no la has leído, puede ser tu novela del verano. ¡A disfrutarlo!